MISIÓN PERMANENTE DE LA REPÚBLICA ANTE LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES EN GINEBRA

IV Conferencia Revisión CCW. Intervención de la Delegación Argentina. 14 de noviembre de 2011

 

 
 
INTERVENCION DE LA DELEGACION ARGENTINA
 
IV Conferencia de Revisión de la
Convención sobre Restricciones o Prohibiciones del Empleo de Ciertas Armas Convencionales que puedan considerarse excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados
 
Ginebra, 14 de noviembre de 2011
ITEM Debate General
 
 
 
 
 
 



 
SR PRESIDENTE,
 
Permítame felicitarlo por su elección como Presidente de esta IV Conferencia de Revisión y garantizarle la cooperación de mi delegación en sus trabajos. Sin duda Ud. tiene una tarea que no resultara sencilla pero confiamos en su capacidad para poder traducir en una situación de consenso al final de esta reunión las diferentes posiciones con las cuales las Altas Partes contratantes han llegado esta sesión inaugural.
 
SR PRESIDENTE, (GGE municiones de racimo)
 
Durante los últimos años la gran mayoría de los Estados Parte de esta Convención hemos realizado esfuerzos a fin de cumplimentar estos objetivos procurando garantizar la credibilidad de esta Convención.
 
A pesar de dichos esfuerzos, la Argentina lamenta que no se hayan logrado resultados finales en la ultima reunión del Grupo de Expertos sobre municiones racimo de agosto pasado a fin de poder adoptar el Protocolo VI sobre Municiones de Racimo.
 
Sin embargo, confiamos en que la ultima versión del texto del Presidente del  GGE junto con los trabajos sustantivos que esperamos completar durante estas dos próximas semanas, se traducirá en  un nuevo Protocolo en el marco de esta Convención.
 
SR. PRESIDENTE,
 
En esta instancia, permítame reiterar las razones que llevan a un país como la Argentina, un país que no produce, no transfieren, nunca ha utilizado y ha destruido todas sus existencias de municiones de racimo, a apoyar activamente la conclusión de un Protocolo sobre municiones de racimo en el marco de la CCW.
 
De forma general, si bien podríamos aspirar a un texto mas ambicioso, es prioridad para mi país la creación de un régimen internacional, legalmente vinculante, en el que los grandes usuarios y productores de municiones de racimo se comprometan a la regulación y prohibición de dichas armas.
 
No consideramos suficiente ni conveniente derivar cuestiones tan relevantes en términos humanitarios a la simple implementación de políticas nacionales que pueden variar de forma unilateral. Por el contrario, la creación de nuevos regímenes internacionales y el fortalecimiento de los existentes es la única garantía para la implementación efectiva de medidas tendientes a regular y destruir armamentos que causan un grave efecto humanitario.
  
Desde el año 2007, momento en el cual se lanzó el proceso que concluyó con la Convención de Oslo, mi país ha considerado que dicho proceso y el existente en el marco de esta Convención, deben ser entendidos como complementarios y no mutuamente excluyentes. Creemos que las prohibiciones y restricciones que se acuerden en el marco de la CCW producirán efectos sustancialmente superiores en los stocks mundiales registrados en la actualidad. Esta información ha sido ratificada en la sesión de la mañana por varios países productores y usuarios de este armamento.
 
Esperamos que las delegaciones que aun requieren considerar  nuevas propuestas puedan continuar demostrando su flexibilidad y permitan alcanzar un lenguaje de compromiso sobre su texto que acomode a las preocupaciones en materia de seguridad nacional.
 
También esperamos que todas las delegaciones mantengan con un espíritu constructivo teniendo en cuenta los beneficios que este nuevo Protocolo podría tener en términos de la cantidad de municiones de racimo a destruir y el inmediato efecto en el terreno.
 
SR PRESIDENTE, (cumplimiento - fortalecimiento)
 
Si bien es necesario continuar desarrollando nuevos instrumentos que puedan responder a las consecuencias humanitarias que presentan ciertos tipos de armas convencionales, también es necesario que continúe fortaleciéndose la implementación de los Protocolos existentes.
 
En este contexto, la Argentina ha presentado su informe nacional en cumplimiento del mecanismo creado en la última Conferencia de Revisión el cual, a través de los principios del intercambio de información y la transparencia, garantiza que los Estados Parte se sientan aún más comprometidos en la adopción de medidas legislativas y procedimentales para lograr la plena implementación de las obligaciones contraídas.
 
Sin embargo, en materia de cumplimiento esperamos continuar abordando esta cuestión en el marco del Comité Principal I. Le agradecemos a Ud., Sr. Presidente, la elaboración del documento base de discusión, el cual encontramos como una útil guía para reflexionar sobre medidas innovadoras que puedan garantizar una mejor implementación de esta importante Convención.
 
SR PRESIDENTE, (universalización)
 
En materia de Universalización, permítame recordar que la Argentina ha recientemente ratificado el Protocolo V sobre Restos Explosivos de Guerra, deviniendo con ello Estado Parte de todos los Protocolos existentes en el marco de esta Convención.
 
Sin embargo, esta Convención y sus Protocolos es una de los instrumentos de desarme con menor índice de adhesión. Esperamos que esta Conferencia pueda adoptar varias de las recomendaciones contenidas en el documento que Ud. nos ha presentado a finy que consideraremos en el curso de las próximas sesiones.
 
Permítame también destacar que la Republica Argentina aspira a que la universalización de la Convención y sus Protocolos se realicen teniendo en cuenta la necesidad de respetar los principios y objetivos humanitarios perseguidos, evitando la realización de reservas por parte de los Estados que, teniendo en cuenta aspectos de seguridad puedan, en su aplicación en el terreno, ser contrarias a los mismos.
 
 
SR PRESIDENTE, (motapm)
 
La República Argentina reconoce las dificultades que existen a fin de renovar un mandato negociador en materia de Minas Distintas a las Minas Antipersonal. Sin embargo, permítame reiterar la posición de mi delegación tendiente a lograr la reanudación de dicha negociación ya que consideramos que el Protocolo II Enmendado no es una herramienta suficiente para hacer frente a los problemas humanitarios derivados del uso de dichos artefactos explosivos.
 
Por este motivo, la Argentina acompañará las propuestas que intentan revitalizar esta cuestión en el marco de la CCW con el fin de concluir un instrumento jurídicamente vinculante sobre el uso, la producción y las transferencias de MOTAPM.
 
SR. PRESIDENTE,
 
Esta Conferencia de Revisión se nos presenta sin duda como un punto de inflexión en el futuro de esta Convención. La preservación y fortalecimiento del régimen internacional por ella creado es una responsabilidad de todos los Estados Parte que en 1980 reconocieron las virtudes de identificar estándares comunes que compatibilicen aspectos humanitarios y de seguridad. Tres décadas después debemos honrar dichos compromisos y, en particular el multilateralismo, como herramienta eficaz en las negociaciones de instrumentos sobre armamento convencional. Esperamos que éste sea también el deseo de todos los Estados Parte de la Convención.
 

MUCHAS GRACIAS.

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular