Misión Permanente ante los Organismos Internacionales en Ginebra

LA REPÚBLICA ARGENTINA CANDIDATA AL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS 2019 – 2021

 

 

 

 


Candidatura argentina al Consejo de Derechos Humanos

Período 2019 – 2021

See the application in English

Voir la candidature en Français

 

argentina@missionarg.ch

 

LA ARGENTINA Y LA PROMOCION Y PROTECCION DE LOS

DERECHOS HUMANOS

 

La Argentina ha presentado su candidatura al Consejo de Derechos Humanos (CDH) para el período 2019/2021, en el marco de las elecciones que tendrán lugar en la Asamblea General de Naciones Unidas, en octubre 2018.

La promoción y protección de los derechos humanos es una Política de Estado transversal a todas las políticas públicas que recoge las principales preocupaciones de la sociedad argentina. Es por ello que su defensa e impulso constituyen ejes centrales de la política exterior de nuestro país.

En 1994, con la reforma de la Constitución Nacional, el compromiso hacia la protección y promoción de los derechos humanos fue profundizado con la incorporación -con rango constitucional- de los principales instrumentos del derecho internacional de los derechos humanos.

La Argentina, como Estado parte del sistema interamericano e internacional de Derechos Humanos, está comprometida y encaminada a garantizar a todas las personas la igualdad en el goce de todos los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos, y a proteger y  promover su plena vigencia.

La Argentina entiende que para lograr una sociedad libre de discriminación, se deben garantizar las libertades de expresión, creencias, sexualidades, géneros, orientaciones sexuales, identidad-expresión de género, identidad personal e identidad cultural que permitan conformar una sociedad plural y democrática basada en el respeto a la diversidad.

 

Con el  fin de profundizar, sistematizar y consolidar las políticas públicas en materia de derechos humanos, en diciembre de 2017, la Argentina puso en marcha el Plan Nacional de Derechos Humanos 2017 – 2020. El plan de acción tiene como línea de base los compromisos internacionales asumidos por el Estado Nacional y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Sus ejes son: inclusión, no discriminación e igualdad; seguridad pública y no violencia; memoria, verdad, justicia y políticas reparatorias; acceso universal a derechos y cultura cívica y compromiso con los derechos humanos.

En el plano internacional y regional, la Argentina ha promovido y participado activamente en la negociación de instrumentos de protección de derechos humanos. Ello se enmarca en una política exterior orientada al fortalecimiento del derecho internacional, la cooperación, la promoción de los valores universales asociados a la paz y seguridad, la democracia representativa, y el respeto y la promoción de los derechos humanos tanto económicos, sociales y culturales como civiles y políticos.

Respecto a los mecanismos de control de los tratados de derechos humanos, la Argentina ha cumplido con las obligaciones asumidas en relación a la presentación de Informes Periódicos en el Comité de Derechos Humanos, Comité de los Derechos del Niño, Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, Comité contra la Tortura y Comité contra la Desaparición Forzada.

En materia de equidad y derechos de las mujeres, el Estado argentino busca lograr la igualdad de género y el empoderamiento político, social y económico de todas las mujeres y niñas. En noviembre de 2017, la Argentina dio un importante paso al aprobar la Ley de Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política, que establece que las listas de candidatos a senadores y diputados del Poder Legislativo Nacional y parlamentarios /as del Mercosur a partir de 2019  deberán estar compuestas con un 50% de mujeres, y que modifica la Ley Orgánica de los Partidos Políticos, introduciendo la obligación de respetar la paridad de género en sus cartas orgánicas y en el acceso a cargos partidarios.

 

Como fruto del trabajo sostenido de la política exterior argentina en materia de derechos humanos de las mujeres, en 2018 ONU Mujeres a través de su Oficina País dará inicio a sus actividades en Argentina mediante la ejecución del “Programa País por la Igualdad”, en cuyo marco se desarrollarán proyectos para fortalecer la participación política y el liderazgo de las mujeres, promover el empoderamiento económico y la incorporación de mujeres en sectores económicos no tradicionales, mejorar los sistemas de recolección de datos sobre femicidio y erradicar la violencia de género,  así como contribuir al seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible con perspectiva de género.

El camino recorrido por el Estado argentino desde 1983 ha colocado a la Argentina en una posición de liderazgo a nivel global en la construcción de un orden internacional más justo. La Argentina cree firmemente en la necesidad de continuar fortaleciendo el sistema universal de promoción y protección de los derechos humanos, por lo que desea contribuir decididamente en esta etapa de consolidación del CDH, lo que permitirá continuar mejorando los niveles de protección internacionales.

 

LA ARGENTINA EN EL SISTEMA UNIVERSAL DE PROMOCION Y PROTECCION DE DERECHOS HUMANOS

 

En el ámbito de Naciones Unidas, la Argentina fue miembro de la Comisión de Derechos Humanos en los siguientes períodos: 1957-62, 66-68, 80-93. Desde 1997 la ha integrado de forma ininterrumpida, siendo reelecta en mayo de 2005, hasta la creación del Consejo de Derechos Humanos (CDH), del cual fue miembro en los periodos 2006-2007, 2009-2011 y 2013-2015.

Cabe destacar la estrecha cooperación de nuestro país con todos los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos (CDH). Recibimos las visitas de diversos Relatores y Grupos de Trabajo vinculados a la promoción y protección de los derechos humanos y apoyamos iniciativas que prevén la renovación de mandatos existentes y la creación de nuevos mandatos.

Por otro lado, la Argentina ha presentado novedosos y diversos proyectos de resoluciones en el marco del CDH, entre los que se destaca la introducción en la agenda internacional del “Derecho a la verdad”; iniciativas sobre Genética Forense y Derechos Humanos; Derechos humanos y justicia de transición; Empresas y Derechos Humanos; Impacto Negativo de la corrupción en el disfrute de los derechos humanos; Matrimonio infantil, precoz y forzado en situaciones humanitarias; Derechos culturales y patrimonio cultural; Derechos de los adultos mayores y  Desapariciones Forzadas.

Las actividades vinculadas a la universalización de la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas (CED), componen un eje central de política exterior para nuestro país, tanto como los esfuerzos desplegados en la AGNU vinculados a la elaboración de una Convención para la Protección de los Derechos de los Adultos Mayores.

Argentina se encuentra comprometida desde su política exterior a trabajar en el ámbito de las Naciones Unidas y en la región para fortalecer la inclusión de la perspectiva de género en la temática Mujer, Paz y Seguridad (Res. 1325/2000 del Consejo de Seguridad)

En los foros de promoción y protección de los derechos humanos, nuestro país mantiene un alto compromiso con la protección y promoción de los derechos de las personas LGBTI, impulsando las resoluciones sobre la materia en los diferentes foros regionales y globales y formando parte de todos los “core groups” LGBTI existentes: co-preside junto a Países Bajos el grupo de la AGNU e integra los del Consejo de Derechos Humanos y la OEA. En tal sentido, impulsó y apoyó las Resoluciones en el CDH sobre Protección contra la Violencia y Discriminación basada en la Orientación Sexual y la Identidad de Género. La aprobación de la tercera resolución implicó un paso muy importante dado que creó un procedimiento especial (Experto Independiente) para defender los derechos de las personas LGBTI.

Por otra parte, la Argentina ha ratificado todos los instrumentos internacionales y regionales existentes relativos a la abolición de la pena de muerte e impulsa diversas iniciativas en distintos ámbitos tendientes a lograr dicho objetivo. Entre ellas se encuentra la participación en la Task Force que presenta bianualmente la Resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas "Moratoria del uso de la Pena de Muerte" desde el año 2008.  En 2017 copatrocinó junto a Mongolia y a la Unión Europea la creación de la “Alianza Global para terminar con el comercio de productos utilizados para la pena de muerte, la tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”.

En lo que respecta al Examen Periódico Universal, la Argentina apoya este mecanismo por considerarlo una herramienta significativa y objetiva del sistema universal para la promoción y protección de derechos humanos. En ese marco, se debe dar igual observancia a todos los derechos, tanto civiles y políticos como económicos, sociales y culturales, incluyendo el derecho al desarrollo.

Por otra parte, y al igual que con los mecanismos de Naciones Unidas, la Argentina mantiene una invitación abierta y permanente para que los órganos del sistema interamericano de derechos humanos visiten el país. Esto se complementa con el reconocimiento de la competencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) para recibir denuncias contra el Estado argentino por violaciones de derechos humanos contenidos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

 

COMPROMISOS DE LA ARGENTINA PARA SU MANDATO

 

Esperando poder contar con un amplio apoyo de los Estados Miembros, la Argentina se compromete a:

 

En el ámbito universal

  • Fortalecer la promoción y protección de todos los derechos humanos, tanto civiles y políticos como económicos, sociales y culturales, de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia e indivisibilidad.
  • Fortalecer los vínculos con organismos especializados y universales en género para que contribuyan al empoderamiento de las mujeres y a la prevención y erradicación de la violencia de género.
  • Promover el multilateralismo como herramienta eficaz para la defensa de los derechos humanos, presentando y co-patrocinando resoluciones en la Asamblea General y en el CDH, que contribuyan a elevar los estándares internacionales de protección de los derechos humanos.
  • Trabajar en diálogo interactivo con todas las organizaciones de la sociedad civil, desarrollando nuevos espacios que permitan incrementar sus mecanismos de participación en el CDH y reconociendo su rol como promotoras de los derechos humanos.
  • Fortalecer la capacidad del CDH para actuar de forma efectiva frente a situaciones urgentes de graves violaciones a los derechos humanos y de los mandatos de países.
  • Ratificar el compromiso adquirido para desalentar, mediante las consultas diplomáticas, prácticas tales como la "moción de no acción” sobre un determinado proyecto de resolución. Es necesario que en un espíritu de diálogo y cooperación, los miembros del Consejo estén dispuestos a considerar todos los temas que hacen a la promoción y protección de los derechos humanos, con la debida observancia de la Resolución 60/251 de la Asamblea General.
  • Apoyar el fortalecimiento e independencia de los procedimientos especiales, garantizando la plena libertad para los titulares de los mandatos. Los procedimientos especiales deben considerar con equilibrio la vigencia de todos los derechos humanos, tanto los económicos, sociales y culturales, como los derechos civiles y políticos, incluido el derecho al desarrollo.
  • Continuar apoyando la labor del Alto Comisionado y sus mecanismos, procurando incrementar su participación en las tareas del CDH.
  • Participar constructivamente para dotar al Examen Periódico Universal de una mayor capacidad transformadora, asegurando cooperación técnica para todos los Estados que la requieran. Al momento de formular sus recomendaciones, este Examen deberá tener en cuenta entre sus consideraciones los diferentes niveles de desarrollo de los países evaluados, y la perspectiva de género.
  • Incluir aspectos relacionados con la lucha contra la discriminación en todas sus formas y la violencia de género en sus recomendaciones en el marco del Examen Periódico Universal.
  • Continuar los esfuerzos para lograr la plena vigencia y observancia de la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas por parte de todos los Estados.

 

En el ámbito regional:

  • Continuar impulsando el diálogo y la cooperación entre los Estados de la región a fin de que contribuya al fortalecimiento de los derechos humanos y aporte una visión constructiva y consensuada en el CDH.
  • Cooperar para el fortalecimiento de la democracia en la región, garantizando la plena vigencia de los derechos humanos.
  • Continuar participando activamente en el Grupo de Trabajo (GT) sobre Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores creado en el ámbito de la OEA, cuya labor se centra en la protección de las personas adultas mayores.
  • Continuar trabajando activamente en el Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad (CEDDIS) de la OEA.
  • Promover la adopción de Planes Nacionales de Acción para la Implementación de la Res. 1325/2000 del Consejo de Seguridad de NN UU, en materia de Mujer, Paz y Seguridad a los efectos de consolidar sociedades más justas, inclusivas y pacíficas.

 

En el ámbito nacional:

  • Proseguir implementando en el ámbito interno y de manera integral, las obligaciones asumidas por la Argentina a través de los instrumentos internacionales sobre derechos humanos.
  • Continuar y profundizar la promoción y protección de los derechos humanos a nivel nacional como Política de Estado, basada en la plena convicción de que constituyen derechos inherentes a toda persona humana.
  • Implementar íntegramente los cinco ejes del Plan Nacional de Derechos Humanos 2017 -2020.
  • Implementar de manera transversal la perspectiva de género en las políticas públicas en los distintos ámbitos de la Administración nacional, provincial y municipal.
  • Cooperar con la oficina de ONU Mujeres en Argentina para la implementación del “Programa País por la Igualdad”.
  • Trabajar conjuntamente con la sociedad civil y organizaciones no gubernamentales para promover políticas públicas que garanticen el respeto de los derechos humanos.
  • Adoptar una perspectiva de género en el seguimiento del Examen Periódico Universal.

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular