Misión Permanente ante los Organismos Internacionales en Ginebra

Intervención en el Segmento de Alto Nivel del Comité Ejecutivo del ACNUR s/Escolaridad y Reparto de la Carga con los países que reciben refugiados sirios

La República Argentina ha seguido de cerca la dramática situación en Siria desde su origen, y en los últimos meses ha cumplido un rol muy activo en el marco de las Naciones Unidas como miembro no permanente del Consejo de Seguridad, órgano que presidió durante el mes de agosto. De esta manera, hemos sido testigos del deterioro creciente de la situación humanitaria en la región, por lo que felicitamos al Alto Comisionado por la convocatoria a este Segmento de Alto Nivel, que consideramos muy oportuna.

Esta reunión constituye una ocasión propicia para poder manifestar nuestra preocupación por la alarmante situación humanitaria y enviar un fuerte mensaje de solidaridad  y apoyo a los países de la región que están sufriendo las consecuencias de la crisis en Siria. Este encuentro nos permite dejar por un momento el debate político y focalizarnos en la dimensión humanitaria del conflicto, que ha alcanzado proporciones  catastróficas.

La República Argentina, a través de la Comisión de Cascos Blancos, viene colaborando con el ACNUR de forma continua, lo que permitió el envío de una misión de apoyo al norte de Irak, de agosto a noviembre de 2012, en el marco del Acuerdo de Despliegue firmado en 2011 entre Cascos Blancos y ACNUR. Esta misión realizó su tarea de asistencia humanitaria en el campamento de Dormiz, en el Kurdistán Iraquí, y se dedicó a tareas de planeamiento, manejo del agua y saneamiento, y a mantener un canal fluido de comunicación con la población del campo. 

Recientemente, la Comisión de Cascos Blancos ha hecho un nuevo ofrecimiento al ACNUR para desplegar en los próximos meses un grupo de expertos y voluntarios para trabajar en albergues de refugiados sirios en los países limítrofes a la zona del conflicto, en las áreas de logística de campamentos, de evaluación integral de necesidades y de contención psicosocial. Este nuevo despliegue se encuentra en la etapa de evaluación por parte del ACNUR y esperamos poder concretarlo lo antes posible.

Por otra parte, la República Argentina siempre ha mantenido una posición de avanzada en materia de protección de solicitantes de asilo y refugiados. Es en ese contexto que, desde el inicio del conflicto armado en Siria, varios nacionales de ese país se han presentado espontáneamente ante la Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE), solicitando el reconocimiento de la condición de refugiados. Cabe destacar que los casos de solicitantes de nacionalidad siria son tramitados bajo un Procedimiento Sumario, lo que permite que la resolución del caso sea más expedita.

A la fecha, la CONARE ha recibido 154 solicitudes de nacionales sirios, la mayoría de los cuales han sido reconocidos como refugiados: 142 casos reconocidos, habiendo 12 casos en plena tramitación.

Asimismo, a efectos de favorecer y facilitar los trámites de Reunificación Familiar, la Dirección Nacional de Migraciones ha emitido el 12 de septiembre pasado, una Disposición que establece un procedimiento especial acelerado para hacer efectivo el derecho a la unidad familiar por medio de la reunificación.

En ese sentido, hasta la fecha la CONARE y la Embajada Argentina en El Líbano, en colaboración con el ACNUR, han facilitado la reunificación familiar de varias familias de refugiados de nacionalidad siria, que, habiendo obtenido el estatuto en Argentina,  han trasladado a miembros de su familia que permanecían en la zona de conflicto.

Señora presidenta,

Reiteramos nuestro mensaje de solidaridad y compasión por los que no han hecho nada para merecer lo que están viviendo. Creemos que el hecho de que más de la mitad de los refugiados sirios que han huido de su país sean niños muestra una de las dimensiones más preocupantes de esta crisis humanitaria sin precedentes y hace prever que sus consecuencias serán duraderas a mediano y largo plazo.  

Finalmente, nos sumamos a las voces de los que nos precedieron para hacer un firme llamado a las partes en conflicto a un diálogo que posibilite la solución pacífica a la crisis y a cooperar con los mecanismo de las Naciones Unidas, basados en la plena vigencia del Derecho Internacional, incluidos el Derecho Internacional Humanitario, el derecho internacional de los refugiados y el derecho internacional de los derechos humanos.

Muchas gracias.

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular